Lilica es una perra que fue abandonada en una chatarrería de Brasil. En ella vive junto con todo tipo de animales: gatos, gallinas y otros perros. Además de con otros humanos.

Debido a la situación de pobreza en la que se encuentran en la chatarrería, alimentar a todos los animales es muy difícil, y más aun cuando Lilica quedó preñada de 8 cachorros que se sumaban a la lista de animales a alimentar. Pero el instinto animal de la perra fue mucho más allá que limitarse a alimentar a su camada. Todas las noches caminaba 7 Km para algo difícil de creer si no te lo cuentan de primera mano.

Por el motivo que verás a continuación la llaman “la perrita solidaria” y es un ejemplo que muchos humanos deberíamos aprender.

Original: tribalistnyc por Globo TV

Publicado en Miscelánea