Todos queremos llegar a casa y que por arte de magia la comida esté hecha. Queremos trabajar poco y obtener grandes resultados, porque es más común que nos guste comer que que nos guste cocinar. Es normal.

Pero es que resulta que no hace falta hacer grandes esfuerzos para obtener un plato de lujo. Sobre todo si hacemos esta receta de pollo caprese. Los ingredientes, además, son sencillos y fáciles de manipular. Queso mozzarella, tomate y albahaca; la bandera de Italia.

¿Estás preparado? ¡Manos a la obra!

Haz cuatro cortes en la pechuga de pollo como aparece en la imagen

receta-pechuga-pollo4

Previamente hemos troceado la mozzarella y el tomate. Toma un trozo de tomate, queso y albahaca y colócalo dentro tal que así

receta-pechuga-pollo2

Pon las pechugas en un recipiente para horno y échales sal y pimienta

receta-pechuga-pollo1

Añade nata de cocinar por encima

receta-pechuga-pollo3

Y un poquito de salsa pesto también

receta-pechuga-pollo5

Lo metemos en el horno a 180º C durante media hora… ¡Y listo! Tenemos una receta digna de restaurante en nuestra propia mesa

receta-pechuga-pollo7

La pinta que tiene con todo derretido por dentro es increíble, solo con verlo sabes que es sabroso

receta-pechuga-pollo6

Los pasos son simples, pero por si te ha quedado alguna duda, aquí tienes la receta en vídeo para que veas cómo se hace.

Fuente: PSYmedia

Publicado en Cocina