Los niños nunca dejarán de sorprendernos y divertirnos al mismo tiempo. Con cada día, comienza una etapa nueva de aprendizaje en la que no dejan de engullir nuevos conocimientos, familiarizándose con el entorno y sus elementos. A pesar de que siempre intentamos salvaguardar su integridad con sus “pequeños experimentos”, con frases tales como “eso corta” o “eso quema”, habrá cosas a las que inevitablemente tendrán que enfrentarse solos, o a las que nosotros mismos tendremos que animarles a experimentar, como cuando este bebé probó el aguacate por primera vez.

Hoy seréis testigos de qué es lo que pasa cuando los niños ven un diente de león por primera vez. No sabemos muy bien por qué, pero esta planta siempre consigue llamar bastante la atención de estos pequeños científicos en potencia. Cuando ven cómo las cipselas salen volando de la flor por primera vez, ya sea por acción del viento o el soplido de un adulto, en sus pequeños cerebros parece accionarse un mecanismo que les mueve a querer intentarlo por sí mismos. No obstante, las cosas no salen siempre como cabía esperar…

Fuente: America’s Funniest Home Videos

Publicado en Familia