Quizá no la conozcas por su nombre, pero te aseugramos que la has escuchado en más de una ocasión. Es una canción interpretada por la banda británica Tears for Fears, lanzada en 1982. La canción fue el primer éxito de la banda, pero no sería hasta 2001, cuando Michael Andrews y Gary Jules grabaron una versión para la banda sonora de la excelente película Donnie Darko. A diferencia de la canción original, esta última versión usó un estilo de balada mucho más lenta. La canción fue un éxito comercial, llegando a ocupar posiciones altas en varias listas de popularidad alrededor del mundo.

El guitarrista youtuber Nathan Cragg, del que os gustará escuchar más canciones una vez que disfrutéis de ésta, la versiona en una guitarra, consiguiendo una atmósfera mágica que disfrutarás. Lástima que dure tan poco…

Fuente: Nathan Cragg, wikipedia

Publicado en Cultura y ocio