Creo que existen pocas cosas tan placenteras como despertarse por la mañana, prepararse un café y meterse en la ducha con agua bien caliente (al menos en invierno).

Por eso quizás os sorprenda descubrir que esa ducha tan placentera no es un buen hábito. La dermatóloga Ana Rosa Alvarado, del Instituto Mexicano del Seguro Social, afirma que “las personas que se bañan con agua caliente y se exponen mucho tiempo a ella, son más propensas a sufrir dermatitis atópica debido a que retiran la grasa que protege a la piel contra el frío“.

Además, parece que tampoco es recomendable para quienes sufren problemas de circulación, ya que según Marisela Bermúdez, especialista vascular, “los baños de agua caliente provocan que los vasos sanguíneos se dilaten, afectando a las personas que tienen problemas intravenosos“.

Así pues, cambiar nuestra ducha caliente por una fría no solo previene problemas de salud, sino que además nos estaremos beneficiando de un montón de ventajas saludables para nuestro cuerpo:

ducha-fria-beneficios

1.- El agua fría ayuda a combatir la depresión

De acuerdo con la web MedicalDaily, “se ha demostrado que las duchas de agua fría son capaces de aliviar los síntomas causados por la depresión, debido al intenso impacto que sufren los receptores de frío de la piel. Este fenómeno produce un efecto anti-depresivo que mejora el ánimo“.

2.- Ayuda a combatir el dolor muscular

Una de las mejores formas de aliviar los dolores musculares es sumergiendo la zona afectada en agua fría o helada.

Según el Dr. Joseph Mercola, “los baños de agua fría parecen ser una de las formas más eficaces de aliviar significativamente los dolores musculares que aparecen de forma tardía, es decir, aquellos que aparecen uno o cuatro días después de haber realizado una actividad física exigente“.

3.- Aporta un brillo extra a nuestro cabello

Podréis darle más brillo a vuestro cabello tan solo lavándolo con agua fría.

Según explican en la web Harper’s Bazaar, “lavarse el pelo con agua fría hace que las cutículas se cierren, creando así una superficie lisa y brillante“.

4.- Fortalece nuestro sistema inmunológico

Existen numerosos estudios que avalan que el agua fría es magnífica para el fortalecer el sistema inmunológico.

Según Underground Health Reporter, “el agua fría estimula la liberación de sustancias como las citocinas, vitales para la función inmune“.

5.- Mejora la salud de nuestra piel

Si estabais buscando un método económico para poder revitalizar vuestra piel, quizá os convenga probar con un poco de agua fría.

Según explican desde la web MedicalDaily, “el agua caliente tiende a secar nuestra piel, por lo que es mucho más conveniente usar agua fría para estrechar las cutículas y los poros para evitar se obstruyan“.

6.- Mejora la circulación

Una buena forma de mejorar la circulación sanguínea es tomando una ducha fría o mojando la zona afectada con agua helada como, por ejemplo, los pies.

De acuerdo con MedicalDaily, “el contraste de temperatura que genera el agua fría con nuestro cuerpo hace que se demande una mayor cantidad de sangre en la zona, haciendo que las arterias bombeen más eficazmente la sangre en nuestro cuerpo“.

7.- Mejora la vida sexual

Todos hemos oído que debemos tomar una ducha de agua fría cuando queremos mantener a raya a nuestras hormonas. No obstante, los informes han demostrado que el agua fría puede tener el efecto contrario.

Según explican en BT.Com, “el agua fría mejora los niveles de estrógenos y testosterona“.

8.- Alivia el dolor de las quemaduras

Cuando tu madre te decía que te echases agua fría cuando te quemabas, llevaba toda la razón.

Según la web de la Clínica Mayo, “cuando se sufren quemaduras leves se debe mantener la zona afectada bajo el agua fría durante 10 o 15 minnutos o hasta que el dolor disminuya“.

9.- Ayuda en la pérdida de peso

Puede que parezca una tontería, pero muchos estudios han corroborado que el agua fría ayuda a estimular la pérdida de peso.

Según BT.com, “si tomas una ducha de agua fría, tu metabolismo puede aumentar hasta en un 550% respecto al nivel de reposo en el proceso de quema de calorías.

10.- Profundiza la respiración

Si tenéis problemas para respirar profundamente, la inmersión en agua fría podría ser vuestra solución.

De acuerdo con la web Lifehack.org, “cuando entramos en contacto con agua fría nuestra respiración se vuelve más profunda, en respuesta al choque frío que sufrimos. Esto se debe a que nuestro cuerpo trata de mantener el calor corporal, mediante el aumento del consumo de oxígeno“.

Vía: littlethings, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.
Fuentes: crhoy

Publicado en Salud