Todos los conductores sabemos perfectamente que, mientras estamos al volante, debemos tener los cinco sentidos puestos en la carretera. Sin embargo, nuestros sentidos están pendientes de más cosas de las que creemos.

La radio, la persona que va hablando a nuestro lado, el peatón que se dispone a cruzar, tirar la ceniza del cigarrillo, mirar el teléfono, mirar por los retrovisores, meter la marcha, la bici que aparece de la nada, y así hasta un sin fin de distracciones que ponen en riesgo, ya no solo nuestra seguridad, sino la de los demás.

En esta misma línea, podríamos decir que con la aparición de los smartphones, los riesgos al volante se han visto incrementados bastante más. Lo cierto es que aprovechamos cualquier semáforo en rojo para mirar el whatsapp, sacar una foto o escribir un tuit. En ese momento, no somos conscientes de que estos malos hábitos pueden provocarnos un buen susto, como les pasó a todos los adolescentes del video que os mostramos a continuación.

Este video es una prueba fehaciente de que 6 de cada 10 accidentes que sufren los adolescentes, son provocados por una distracción. Espero que, tras el sobresalto, estos conductores aprendieran la lección…

Fuente: New Jersey 101.5

Publicado en Miscelánea