Detrás de cada juguete que compramos hay un ejército de trabajadores chinos trabajando cientos de horas a cambio de un sueldo de miseria. Aunque no es solo el salario lo que da vergüenza, también las condiciones de trabajo: jornadas de trabajo interminables y casi sin descansos, materiales tóxicos  falta de medios de protección, iluminación, ventilación, espacio y ergonomía. 

Sin derecho a sindicarse o defender sus intereses, las fábricas son pequeñas dictaduras en las que solo puedes elegir entre ser pobre trabajando o morir de hambre en casa. 

Son las reglas del juego y todos participamos en esta rueda, pero ¿quién sufre? Para responder a esta pregunta, el fotógrafo Michael Wolf visitó las fábricas de juguetes en Hong Kong. Estas son sus fotos pero no todas las que quiso realizar, ya que no todas las fábricas le permitieron el paso. 

Yo fabrico esas pistolas de vaquero baratas

Pinto millones de ojos a mano

Las jornadas son tan largas que los trabajadores aprovechan para dormir en el suelo descanso 

Mickey Mouse está muy presente en estas fábricas 

Mi trabajo es rellenar muñecos

Durmiendo en el trabajo antes de continuar

Paso 12-14 horas al día sentada en esta posición 

Dos banquetas de madera son mi silla de trabajo. Paso el día cosiendo las extremidades a los cuerpos de muñeca 

El control en las fábricas es contante 

Casi todos desarrollan problemas articulares y cervicales en el trabajo 

Algunas empresas no proporcionan mascarillas a sus trabajadores a pesar de trabajar con pinturas y disolventes 

neoteo.com

Y otras carecen del espacio recomendado

O la iluminación adecuada

La mayoría cree que son productos ensamblados mecánicamente 

Pero casi todo se hace a mano y sin espacio vital

Pero los trabajadores no suelen quejarse, no pueden y a menudo se sienten afortunados de poder llevar un sueldo a casa

Por eso la tasa de suicidio en caso de despido es muy alta en este sector, pero sobre todo en el tecnológico

Disney, Playschool, Barbie, Chicco, Mattel y muchas más marcas producen sus juguetes en este tipo de fábricas

Sus juguetes no son para nada baratos, por lo que el margen de beneficio es extremadamente grande

Quizás es hora de replantear este negocio,

Ajustar márgenes e invertir en las empresas y trabajadores 

Asegurando un salario justo con jornadas de trabajo de 40 horas semanales, permisos de trabajo y vacaciones remuneradas

Mientras eso ocurre, tú como consumidor deberías de informarte sobre la cadena de proveedores de la marca de juguetes que pretendas comprar. En internet hay mucha información de ONGs que intervienen en el país

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://www.neoteo.com/como-se-hacen-los-juguetes-en-las-fabricas-chinas/
http://photomichaelwolf.com/