La sociedad en la que vivimos nos guía por una ruta con distintas paradas: la de tener pareja e hijos, la de asistir a eventos sociales, la de estar constantemente comunicados, la de seguir una religión, etc. Pero hay mucha gente que no necesita pararse en estas estaciones, que tiene otra manera de ver las cosas, y que por ello pueden llegar a resultarnos “raros”. La vida se puede disfrutar de muchas maneras, en unos momentos puede apetecerte estar sólo y años después puede que ya no. Mucha gente ha tenido que emigrar a encontrar trabajo donde no conoce a nadie y cambiar su vida por completo. Para todas estas personas dedicamos este video:

Publicado en Cultura y ocio

Si te gustó compártelo: