bebes-1

La llegada de un nuevo miembro a la familia siempre es motivo de celebración, por lo que es lógico que nuestros seres queridos decidan acudir a dar la enhorabuena a los padres y, por supuesto, conocer al retoño.

Sin embargo, esos días son muy difíciles para los nuevos padres, quienes todavía se encuentran inmersos en un largo, y a veces tedioso, período de adaptación. Y es que los niños necesitan mucha atención durante los primeros meses, así como un montón de cuidados a los que sus padres aún no están habituados.

Es por ello que los padres necesitan un poco de espacio para habituarse a sus nuevas vidas, pues desde que un niño llega a la familia, muchas de las cosas que antes solían ser rutinarias para la pareja, han sido sustituidas por nuevos hábitos relacionados con el bebé.

Este post va dirigido a los familiares y amigos de padres recientes, quienes seguramente acudirán de visita para conocer al bebé. Pero antes, deben tener todos estos factores muy en cuenta, según explica la matrona Mª Teresa Villar Varela, de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME):

1.- No debe haber mucha gente al mismo tiempo en la habitación donde se halle el bebé

Esto, dice María Teresa, es para que el bebé no se agobie y no aumente en exceso la temperatura de la habitación.

2.- Nada de visitas si estás resfriado

El único impedimento que existe a nivel sanitario para poder visitar a un recién nacido, según la matrona, es sufrir un proceso infeccioso o tener contacto con alguien que lo está pasando. “Como mínimo hasta que se pase. Igual que si se tiene alguna otra patología contagiosa, evidentemente“, añade.

3.- Precauciones de higiene básicas

Somos dados a coger al bebé, tocarle la cara o besarle, y en esas acciones se transmiten muchos microorganismos que no vemos, pero a menos que previamente se haya estado haciendo algo extraordinario no es necesario llevar a cabo medidas de higiene excepcionales, tomando las precauciones básicas es suficiente“, comenta.

4.- Siempre hay que avisar antes de una visita. ¡Muy importante! y no te quedes mucho rato

bebes-2

Hay que tener muy presente no acudir durante las primeras horas del día, ya que los padres estarán descansando o encargándose de la higiene del bebé. Lo mismo ocurre a última hora del día. “Así que lo más recomendable en todo caso sería ir en la parte central del día, entre las 17.00 y las 19.00 horas, por ejemplo“. Procura también que la visita no dure más de 20 minutos.

5.- No interrumpir momentos como la lactancia

Es necesario preservar la intimidad de ese momento, ya que a algunas madres les gusta estar tranquilas y no tener compañía mientras le dan el pecho al bebé“, concluye.

Lógicamente, y como insiste la matrona, todos estos factores a tener en cuenta son aplicables desde la estancia en el hospital y extensibles cuando la pareja llega a casa. No obstante, Siempre forman parte de la decisión de los propios padres, pues cada uno debe establecer sus propias reglas.

Vía: infosalus

Publicado en Familia