nubes_1

De vez en cuando, sobre todo cuando estamos disfrutando de una maravillosa jornada turística en algún destino encantador, no podemos evitar reparar en la complejidad de los colores del cielo, el hermoso horizonte o las curiosas formas que crean las nubes.

Y es que todos, cuando éramos niños, jugábamos a ver qué parecían las nubes que flotaban sobre nosotros. Pero a esa edad, lo único que nos enseñaron es estas estaban formadas principalmente por cristales de nieve o gotas de agua microscópicas suspendidas en la atmósfera. También que había varios tipos, como los cúmulos, estratos y cirros.

Sin embargo existen muchos tipos más, cada cual más impresionante, sujetos a los fenómenos y condiciones atmosféricas. Hoy te enseñaremos algunos de los tipos de nubes más impresionantes que hayamos visto antes:

Nubes lenticulares

nubes_2

Cuando vemos estas impresionantes formaciones, no podemos evitar acordarnos de los platillos volantes extraterrestres, pues su forma es muy parecida. También llamadas ondas de montaña, las nubes lenticulares se forman a grandes altitudes en zonas montañosas y aisladas de otras nubes.

nubes_3

Nubes rodillo

nubes_4

Si alguna vez tenéis la oportunidad de encontraros con alguna de estas nubes, sois muy afortunados. También llamadas nube tubo, resultan una de las formaciones nubosas más complicadas de avistar. Se dan en las zonas costeras, ya que la brisa ayuda a su formación.

nubes_5

Cumulonimbus Incus

nubes_6

Nos encontramos ante una tipo de la familia cumulonimbus que llega hasta la tropopausa -estabilidad estratosférica- y con forma característica de yunque. Sin duda, estamos ante otra delicia para la vista.

Óptica atmosférica: nubes rojizas

nubes_7

No es que estemos ante un extraño fenómeno, pero hermoso igualmente. Aquí el papel crucial lo tiene el ángulo de los rayos del sol, que transforman las nubes que antes lucían blancas, en un panorama con tonalidades anaranjados, rojos, rosas o grises. A este fenómeno se le conoce como irisación de las nubes.

Undulatus Asperatus

nubes_8

También llamadas simplemente asperatus, se trata de otra formación bastante rara, tanto que han sido reconocidas como tal desde hace relativamente poco tiempo. Una formación impresionante, capaz de transformar el cielo en una auténtica obra pictórica.

nubes_9

Nubes de Kelvin-Helmholtz

nubes_10

Estas “olas celestiales” son tremendamente difíciles de avistar y se producen cuando, en la interfaz de dos fluidos, la capa de abajo es más densa o lenta que la de arriba. Sin embargo, aunque tengáis la suerte de verlas, este efecto solo dura unos instantes, por lo que no debéis apartar la vista hasta que haya desaparecido.

Mesosférica polar

nubes_11

También conocidas como noctilucentes o nuctilucentes, son nubes débiles, las más brillantes y dominantes en las capas de nubes polares. Suelen ser visibles durante el crepúsculo y se encuentran en las capas más altas de la atmósfera.

nubes_12

El vacío conocido como Skypunch

nubes_13

Se trata de un gran vacío circular, o elíptico, que se da en las formaciones nubosas de cirrocúmulos o altocúmulos. Estos agujeros entre las nubes se producen cuando la temperatura del agua en las nubes está bajo cero, pero el agua no se ha congelado todavía, debido a la falta de partículas de hielo.

nubes_14

Nube Mastodóntica

nubes_15

También conocida como mammatus, se trata de un término meteorológico aplicado a un patrón de célula que amontona diversas masas nubosas. Sin duda alguna, si tuviésemos que elegir un cielo para rodar una película sobre el juicio final, sería este.

nubes_16

Nube enredadera o morning glory

nubes_17

Se trata de un fenómeno meteorológico inusual, que tiene lugar durante el mes de septiembre y octubre en la zona sur del Golfo de Carpentaria, en Australia. Estas nubes pueden alcanzar hasta los 100 kilómetros de largo, y desplazarse a una velocidad de 60 km/h.

nubes_18

Nube Píleo

nubes_19

También conocida como Pileus, se trata de una pequeña nube que aparece encima de otra formación nubosa -cúmulo o cumulonimbo- que se asemeja a un gorro o copa, y tienden a cambiar de forma muy rápidamente.

Fuentes: atmos, listverse, wikipedia
Via: gizmodo

Publicado en Ciencia