Los bebés de animales son casi todos una ricura y no es una casualidad que despierten tantos sentimientos de ternura. De hecho, existe una teoría que dice que las crías de los mamíferos son lo suficientemente monas e indefensas, para despertar el instinto protector de sus progenitores.

No sé si esta suposición será cierta o no, pero desde luego despiertan un sentimiento de amor y cariño que no podemos negar ni ignorar.

Es verdad que recién nacidos casi todas las crías suelen ser un poco feuchas, pero después de unos cuantos días, consiguen conquistarnos fácilmente con sus graciosos comportamientos y su inocencia. Estos pequeños están descubriendo el mundo, y una de las formas más antiguas de instruirse en esta tarea es con la técnica del ensayo y error.

Hoy os traemos el vídeo de un adorable cachorrito de perro que va a aprender cómo NO debe bajar las escaleras. Una graciosa lección que, seguro, no olvidaremos ni nosotros ni él. Preparad las servilletas porque seguro que se os va a caer la babilla.

Fuente: America’s Funniest Home Videos

Publicado en Animales