Khaled forma parte de un equipo de voluntarios llamado The White Helmets (Los casos blancos) que se dedica a rescatar a personas indefensas de conflictos armados, como los de Siria. Donde la población civil se lleva la peor parte. Este fabuloso equipo de valientes personas se enfrenta cada día a una nueva aventura en la que luchar sin armas, sin ganar dinero por ello. Aunque hasta ahora, hay una historia que nunca olvidarán y que les da fuerzas sirviéndoles de motivo para seguir trabajando duro.

¿Sobreviríamos 12 horas, después de que la casa en las que nos encontráramos fuera bombardeada y tres pisos de escombros cayeran sobre nosotros? Desde luego que no, pero un bebé de 2 semanas tenía las suficientes ganas de vivir para mantenerse vivo y salir ileso gracias a la ayuda de los Casos Blancos. Unos auténticos superhéroes.

Si quieres colaborar con ellos puedes hacerlo desde su web WhiteHelmets

Publicado en Miscelánea