Siempre intento comprar la fruta fresca y en pequeñas cantidades para asegurarme que no se echará a peder. Sin embargo, el calor de la temporada, una buena oferta por cantidad o algún evento fortuito que trastoca mi menú, y provoca que acabe con varias piezas de fruta en la basura.

No sé a vosotros, pero a mi me da mucha rabia tirar comida, así que estuve buscando ideas para evitar este despilfarro y he encontrado uno extraordinario, los smoothies de frutas.

Para quien no lo sepa, un smoothie no deja de ser un batido cremoso que usa como base frutas, zumo y/o yogurt. Estos magníficos batidos concentran todas las vitaminas y minerales de la fruta en una bebida de fácil digestión, por lo que son ideales como desayuno o merienda.

Gracias a los consejos de The Domestic Geek, he aprendido que para nuestra comodidad, la fruta puede pelarse y congelarse con antelación para estas recetas, sin perder sus propiedades.

Así pues, cuando nuestra fruta comience a madurar solo tendremos que congelarla en bolsas de congelado con cierre “zip” para ir usando las cantidades necesarias para nuestros smoothies. Una solución redonda, sana y económica para acabar con los desperdicios de fruta para siempre.

Original: 5 Healthy Breakfast Smoothies!

Publicado en Cocina