Puede que no tengamos hijos propios, pero en nuestras vidas siempre hay niños, independientemente del tipo de parentesco que tengamos con ellos. Del mismo modo, casi todos tenemos un teléfono inteligente con acceso a internet y, muy probablemente, a nuestros perfiles en las redes sociales.

Y es que, a veces, sentimos el deseo irrefrenable de subir una foto de ellos, para mostrar a todo el mundo lo adorables que son y la ternura que nos despiertan, así como lo orgullosos que estamos de ellos.

Sin embargo, debemos ser conscientes de que, en Internet, toda precaución es poca, y más cuando estamos involucrando a un menor. Como todos sabéis, hay gente malintencionada y peligrosa que podría usar esas fotos con fines que podrían poner en riesgo la privacidad y seguridad del menor.

Por ello, hoy queríamos dejarte una lista de medidas que, aunque puedan parecer un poco exageradas, podrían evitar riesgos innecesarios:

Evita publicar imágenes en las que salgan con otros niños

hijos_redes_sociales_1
Antes de publicar imágenes de tus hijos con amigos o compañeros de clase, asegúrate siempre de contar con el permiso de sus padres. No tiene por qué pasar nada, pero ellos estarían en todo su derecho de demandarte.

Evita publicar cualquier dato que ofrezca pistas sobre el lugar en el que estudian tus hijos

hijos_redes_sociales_2
Tendemos a pensar que la escuela es un lugar seguro para ellos, después de la propia casa, pero lo cierto es que algunos sujetos -por llamarles de alguna manera- podrían utilizar esta información con segundas intenciones.

Evita cualquier imagen que pudiera aportar datos que identifiquen al menor

hijos_redes_sociales_3
Por ejemplo, me refiero al nombre o apellidos del menor a la hora de subir un archivo de imagen.

No subas imágenes de tus hijos junto al coche, y mucho menos si sale la matrícula

hijos_redes_sociales_4
Además de estar ofreciendo datos de matrícula y sobre el tipo de vehículo familiar, estos padres pusieron en un serio riesgo a sus hijos con este “juego”. Y, por ello, terminaron entre rejas.

Asegúrate de que el GPS de tu móvil está desactivado cuando tomes una fotografía de tus hijos

hijos_redes_sociales_5
Para mayor seguridad, desactiva la localización de tus publicaciones para evitar que nadie sepa dónde viven o dónde se tomó concretamente esa imagen.

Evita las fotografías que muestren a tus hijos semidesnudos, por muy inocente que sea la escena

hijos_redes_sociales_6
Puede a nosotros nos resulte la imagen más divertida e inocente del mundo, pero hay personas tan enfermas que podrían verlas con otros ojos.

Procura que las fotos no incluyan ningún dato sobre los lugares que tus hijos frecuentan asiduamente

hijos_redes_sociales_7
Como por ejemplo, la piscina donde le llevas a natación, o el gimnasio en el que da clases de ballet.

No compartas ninguna publicación que pudiera abochornar a tus hijos en el futuro

hijos_redes_sociales_8
Si dudas en compartir alguna imagen de tus hijos en las redes sociales, directamente no lo hagas. Ya sea porque se trata de un asunto privado o por respeto a tus hijos.

No compartas imágenes que aporten informaciones personales sobre la vida del pequeño

hijos_redes_sociales_9
Como por ejemplo imágenes que sugieran una ruptura sentimental de los padres del pequeño.

Recuerda: cuando cuelgas una fotografía de tus hijos en las redes sociales, incluso aunque la compartas únicamente con tus amigos y seres queridos, debes dar por hecho que, desde ese instante, es completamente pública. Por ello, hay que pensárselo muy bien antes de publicar una imagen suya

hijos_redes_sociales_10

No dudes en compartir esta información con todo el mundo, a fin de guardar la seguridad de nuestros hijos.

Vía: diply

Publicado en Familia