Creemos que nunca nos ocurrirá a nosotros y tal vez por eso cometemos algunas imprudencias. Superar el límite de velocidad, no descansar lo sufiente, beber y conducir son solo algunas de ellas.

Los accidentes de tráfico ya figuran como una de las 10 principales causas de muerte en el mundo. Para concienciarnos acerca de la fragilidad de nuestro cuerpo, la Comisión de Accidentes de Transporte (TAC) y la artista australiana Patricia Piccinini han decidido crear a Graham.

graham

Graham es solo una escultura realista. Una representación visual de cómo deberíamos ser si hubiéramos evolucionado para sobrevivir al impacto de un accidente de tráfico.

graham 2

Su forma no es un capricho, sino que está científicamente diseñada para proteger sus órganos vitales. Echemos un vistazo a su curiosa anatomía.

El cerebro

evolucion trafico 1
El cerebro es una de las partes más vulnerables de nuestro cuerpo, ya que si bien el líquido cefalorraquídeo protege al cerebro de los pequeños golpes, no es insuficiente ante un impacto a gran velocidad.

El cerebro de Graham es intelectualmente igual al nuestro, pero su cavidad craneal ha evolucionado para evitar el traumatismo craneoencefálico. Gracias al espacio extra, más líquido y un sistema de ligamentos, el cerebro no choca contra el hueso, evitando así las lesiones y hematomas.  

El cráneo

evolucion trafico 2
Cuando sufrimos un accidente nuestro cráneo absorbe la fuerza y la traslada al cerebro, pero en el caso de Graham no. Sus huesos craneales están preparados para deformarse y absorber el impacto como hace un casco.

La cara

evolucion trafico 3
Nuestra cara es un conjunto delicado de músculos, cartílagos y huesos que, ante un accidente, pueden fracturarse. Así pues, Graham presenta una cara plana para evitar sufrir fracturas de nariz, pómulos y contorno de los ojos. Además, posee una gran cantidad de tejido graso que le ayuda a absorber la fuerza de impacto.

Cuello

evolucion trafico 4
Cuando un coche impacta, la cabeza retrocede y el cuello, tan débil, no puede detener el movimiento. Esto provoca daños cervicales y hasta lesiones medulares. Por eso, Graham simplemente no tiene cuello.

Sus costillas se han desarrollado para proteger esta zona de cualquier impacto brusco, evitando que pueda romperse y provocar lesiones graves como la paraplejia o la tetraplejia.

La caja torácica

evolucion trafico 5
Cuando sufrimos un impacto, existen partes del cuerpo que son más eficientes a la hora de absorber la energía y minimizar daños. Una de ellas son las costillas. Por eso, el cinturón de seguridad actúa sobre ellas, ya que están naturalmente diseñadas para proteger los órganos vitales de golpes y caídas.

La caja torácica de Graham solo mejora nuestro buen diseño, añadiendo algo de amortiguación intercostal y una buena cámara de aire entre las costillas y los órganos. De esta forma,  Graham podría salir ileso del peor impacto.

La piel

evolucion trafico 6
Nuestra piel es poco residente ante los golpes fuertes y la abrasión producida contra el asfalto. Graham, en cambio, ha desarrollado una piel extra gruesa, sobre todo en brazos, codos y manos, que son los órganos que solemos utilizar para amortiguar las caídas.

Las rodillas

evolucion trafico 7
En un atropello, las rodillas del peatón pueden doblarse de lado o hacia el lugar contrario, rompiendo los ligamentos. Las rodillas de Graham pueden moverse en todas direcciones, por lo que no sufre este problema.

Los pies

evolucion trafico 8

La espinilla es el hueso menos protegido del cuerpo humano, por no mencionar los problemas que un impacto en el tobillo puede causar a largo plazo. Para evitarlo, Graham posee unas piernas fuertes y robustas, así como unos pies flexibles que reducen la fuerza ejercida sobre la tibia en caso de accidente. 

legs-02

Además, posee una articulación extra que le permite saltar como un resorte, para evitar se atropellado.

¿Eres como Graham?

CNN

CNN

Si no te pareces nada a Graham, y es lo más probable,  debes entender que no soportarás un impacto a gran velocidad. Por ello, no debes superar el límite de velocidad. Si tu cabeza no es como la suya, no sobrevivirás en un accidente de moto sin casco. Si tus piernas y tronco no son como los suyos, sufrirás múltiples daños en un atropello.

Por eso, sé responsable y pon atención cuando te muevas en coche o a pie. No somos tan fuertes como Graham, y demasiadas familias han quedado rotas ya por culpa de un accidente. Respeta las normas.

Fuente: meetgraham.com

Publicado en Ciencia