En el mundo existen miles de incomprendidos. No son personas raras, ni mejores ni peores, pero su forma de pensar, de ser o de actuar los hace distintos. Esas personas lo tienen más difícil que tú y que yo para relacionarse con el resto del mundo, aunque su intención sea la mejor.

Pero hay algo que no es distinto entre esas personas y el resto: tienen sentimientos y aman.

¿Qué estarías dispuesto a hacer por amor? Ese es el mensaje que nos deja este maravilloso corto titulado “Floating” dirigido por Greg Jardin cuyo protagonista es un humanoide formado por globos, que sólo quiere ser uno más en la sociedad que le rechaza. Uno de los cortos más bonitos que hemos visto últimamente. Os lo recomendamos.

Publicado en Cultura y ocio