Si os preguntase cómo sería vuestra casa ideal, seguro que las respuestas serían de lo más diferentes y variopintas. Desde una mansión de varios pisos en cualquier parte de Beverly Hills, hasta una pequeña cabaña en el campo, hay un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir hogar.

Nuestra casa y la decoración que elijamos para ella, es algo muy personal y que puede decir mucho a cerca de nosotros mismos. No hay 2 casas iguales, al igual que no hay 2 personas iguales, aunque externamente puedan parecerse.

En La voz del muro hemos visto casas y reformas realmente curiosas y para todos los gustos. Pero la que os vamos a mostrar hoy es realmente original y curiosa.

casa gasolinera

Parece una gasolinera, pero esconde un secreto dentro

El protagonista de nuestra historia de hoy, se llama Robert Guthrie y es un artista apasionado de los coches. Hace un par de años adquirió una antigua gasolinera en el barrio francés de Nueva Orleans y decidió convertirla en su hogar, y el proyecto artístico de su vida.

Toda su idea empezó poco antes de que el huracán Katrina hiciese de las suyas en la ciudad. Por lo que el trabajo de restauración fue un poco más complicado de lo planeado inicialmente.

Entre su hijo y él transformaron el edificio, de casi 100 años de antigüedad, en lo que es hoy. En su interior, toda la casa tiene pequeños detalles y motivos automovilísticos. Los tiradores de las puertas son de marcas de coches, las escaleras están fabricadas a partir de un elevador de automóviles, las luces del baño son los faros de un antiguo vehículo, y así por toda la casa.

El tejado lo ha aprovechado para hacer una terraza la mar de acogedora

El tejado lo ha aprovechado para hacer una terraza muy acogedora

Conservando hasta el cartel y los letreros originales de la estación de servicio, no sabemos si habrá tenido que dar explicaciones a más de un vehículo que se haya presentado ante su puerta, con la firme intención de repostar carburante.

A continuación, os dejamos un vídeo donde podréis ver, en todo su esplendor, el resultado de su casa/proyecto artístico. Hay que reconocerle que tiene un aspecto muy acogedor.

Fuente: Little Things, Artículo por La voz del muro

Publicado en Hogar