Zachary David Sobiech es uno de esos ejemplos a seguir. A los 13 años le diagnosticaron con osteosarcoma, un tipo de cáncer óseo. En el 2012 los médicos no le dieron más de un año de vida tras someterse a numerosas operaciones. Falleció el 20 de mayo de 2013 a la edad de 18 años, pero lo que hizo en su último año de vida es algo que quedará en la memoria de todos para siempre, porque fue increible.

Fuente: 1

Publicado en Insólito

Si te gustó compártelo: