piercing-extremo-1

 

Joel Miggles es un artista corporal extremo de 23 años de edad, de Küssaber, Alemania. Si hoy hablamos de él es por su capacidad de llevar a otro nivel los piercing (o perforaciones) que habitualmente conocemos, y que estamos seguro que sorprenderán hasta nuestros lectores más experimentados que ya han visto de todo.

Las modificaciones más importantes del cuerpo de Joel son dos agujeros gigantes un sus mejillas, por los que puede sacar la lengua y expulsar humo. Joel no se conforma con estas dos aperturas de 36mm en la cara, sino que además las acompaña con otros 27 piercing repartidos por todo el cuerpo, tatuajes, implantes y una lengua partida para que parezca la de un reptil.

Joel Afirma que sus túneles no afectan a su vida diaria, pero a nosotros nos resulta casi imposible creer que sea así, o al menos pensames que ha tenido que pasar mucho tiempo para acostumbrarse.

Ya se ha gastado más de 5.000€ en modificar su cuerpo desde que comenzó a los 13 años de edad.

Original: Huffinton Post via BoredPanda + Wikipedia

 

piercing-extremo-2

 

 

piercing-extremo-3

 

 

piercing-extremo-4

 

 

piercing-extremo-5

 

 

piercing-extremo-6

 

 

piercing-extremo-7

 

En esta foto podemos ver sus mejillas antes de las dilataciones

piercing-extremo-8

El origen del perforado procede de diferentes culturas del mundo como rito o señal de pertenencia a una u otra tribu, o a veces para indicar que una persona es ya madura. Dicha práctica difiere de las actuales, donde un perforado se coloca normalmente por cuestión de belleza.

Los esquimales son los que originariamente empleaban los perforados, que denotaba cuando un niños pasaba a ser adultos responsable con cualidades y actitudes para salir a cazar con sus mayores. Otro de los orígenes de la perforación corporal está en las tribus africanas mursi y masái, que conocemos gracias a los documentales, en concreto la población femenina, que deforman su cavidad bucal con discos para aumentar de tamaño de sus labios y alargan los lóbulos de sus orejas llevando unos carretes metálicos de gran tamaño.

Además de las mencionadas, decenas de tribus y civilizaciones han realizado todo tipo de perforaciones a lo largo de la historia.

Publicado en Cultura y ocio