Kessy es un joven invidente con muchos grandes talentos: una bonita voz y sentido del ritmo, y un excelente beatboxer.

Durante un viaje en tren, deleitó a los asistentes interpretando gran variedad de temas a la perfección, en los que no faltaron momentos en los que lucirse con su voz y canciones recreadas con beatbox -es decir, hacer el sonido de los cajas y melodías con la boca-.

Usando su bastón guía como si fuera un metrónomo y baqueta de batería a la vez, marca el ritmo donde van encajando las letras. Una bonita actuación con la que todos querríamos encontrarnos para amenizar un aburrido viaje en tren.

Publicado en Cultura y ocio