La profesión de médico es difícil, ya no por la formación necesaria para llevarla a cabo, sino por las cosas a las que tienes que enfrentarte a lo largo de la carrera. Pero al igual que existen cosas difíciles también hay cosas gratificantes que marcan la carrera del profesional.

El Dr. Alex Levy comparte con nosotros la conmovedora historia de una familia que descubrió la noche antes de navidad que su hija de 4 años tenía un tumor cerebral y la promesa que le hizo al padre de la pequeña y que explica en el vídeo.

Un motivo por el que seguir trabajando con esperanza ayudando a todos los pacientes y un hecho que cuando se cumpla supondrá el mejor sentimiento que habrá sentido nunca el Dr. Alex.

Original: ArnoldPalmerHospital

Publicado en Miscelánea