El autismo, por un motivo o por otro, suele ser un tema muy habítual en la voz del muro y rara es la semana en el que no lo tratatamos. La historia que os traemos hoy nos ha parecido especialmente simpática ya que su protagonista es un niño de 8 años con una extraña cualidad, indentificar campanillas de viento por su sonido, que a su vez colecciona.

Original: Woodstock Chimes

Publicado en Ciencia