Este vídeo cuenta la relación entre Mitchael y Spencer. Ellos son hermanos, se quieren con locura, lo comparten casi todo y ambos inspiran complicidad y ternura.

Hasta aquí nada parece inusual, de no ser porque uno de los protagonistas de la historia, Mitchael, sufre un grave trastorno del comportamiento: autismo.

El autismo es un espectro de trastornos caracterizados por un grave déficit del desarrollo, permanente y profundo. Afecta la socialización, la comunicación, la imaginación, la planificación y la reciprocidad emocional, y se evidencia mediante conductas repetitivas o inusuales.

Todo lo anterior se queda en papel mojado cuando ves este vídeo homenaje que Spencer le hace a su propio hermano.

Original: Spencer Timme

Publicado en Miscelánea