Yu Xukang vive en China (a 2.000 kilómetros de Pekin), y es noticia por el increible esfuerzo que hace cada día: lleva a su hijo descapacitado a la escuela cada día, cargado en su espalda durante 28km, sobre una cesta de mimbre que él mismo ha adaptado para el pequeño.

Su hijo Xiao Qiang, de 12 años, no tiene movilidad en las piernas, por lo que si no fuera por la constancia de su padre, el niño no podría ir a la escuela, ya que no existe transporte alternativo alguno del que pudiera beneficiarse Xiao.

La escolarización del joven tampoco ha sido una tarea fácil. La mayoría de las escuelas en el país no están preparadas para atender este tipo de discapacidades:

“Sé que mi hijo tiene una discapacidad física pero no hay nada malo en su cabeza. El problema es que no he podido encontrar un colegio con las facilidades para aceptarlo y era constantemente rechazado. De hecho, el único lugar donde hallé una plaza para él fue en esta escuela”

Publicado en Insólito