Es posible que recordéis cuando hablábamos de Hachiko, el perro japonés de la raza Akita Inu que, aún hoy, sigue robándonos el corazón con su emotiva historia. Gracias a su ejemplo de lealtad, esta raza pudo perpetuar su existencia, siendo actualmente uno de los perros preferidos no solo en la cultura nipona, sino en todo el mundo.

En el video que os presentamos hoy podréis ver a otro hermoso ejemplar de Akita capaz de modular, sin ningún tipo de reparo ante las órdenes de su dueña, su ladrido de forma gradual hasta extinguirse casi por completo, haciendo gala de las virtudes de cariño y lealtad que definen a esta increíble raza. Como dato, hay que decir que cuando un Akita ladra hay que prestarle mucha atención, pues estos animales no ladran si no es por un buen motivo.

Si te gustan los perros, con todas estas historias seréis capaces de comprobar hasta donde puede llegar la lealtad y el amor de los perros hacia sus dueños.

original: guettavogel

Publicado en Animales