Puede que no te guste volar y odies a las compañías aéreas pero no podemos negar que los aviones son una increíble obra de ingeniería capaz de desafiar a la ley de la gravedad incluso pesando varias toneladas.

Sus formas aerodinámicas y suaves, han sido pensadas para vencer la resistencia y soportar la presión, mientras se deslizan por el cielo aprovechando las corrientes de aire.

Si te perteneces al llamado grupo de “aerotrastornados” que sienten admiración por estos pájaros de acero, no te pierdas esta preciosa habitación del hotel Costa Verde en Quepos, Costa Rica que ha sido construida dentro de un Boing 727 del año 1965.

af6a19f61ab69a057c2b1c972d300593_plane1

Durante sus años en activo en la compañía aérea Avianca Airlines, el avión transportaba pasajeros en vuelos transatlánticos entre Sudáfrica y Colombia.

casa avion 1

El fuselaje del avión fue recuperado pieza a pieza y transportado desde el aeropuerto de San José hasta el corazón de la selva de Quepos, donde descansa sobre un pedestal a 15 metros de altura, justo al limite del Parque Nacional Manuel Antonio.

casa avion 7

Desde su gran altura, y gracias a su terraza panorámica que aprovecha el ala del avión, puede contemplarse el mar y la selva sin obstáculos.

casa avion 8

Los huéspedes de la suite, podrán disfrutar del resto de servicios del Hotel Costa Verde, en especial de las piscinas, solarium y de las playas del Parque Nacional Manuel Antonio, situado a sólo 300 metros.

casa avion 2

El interior ha sido revestido con paneles de madera de teca de gran calidad, consiguiendo un aspecto acogedor y cálido.

casa avion 3

casa avion 5

La suit está perfectamente equipada y cuenta con un televisor de pantalla plana, zona de cocina, zona de comedor y grandes ventanales para disfrutar del lujo moderno, sin perder de vista el bosque, los tucanes, perezosos y monos de la selva.

casa avion 4

casa avion 6

Si te gustó esta singular suite de lujo, puedes reservar una noche en el corazón de este Boeing 727 por entre unos 350€ – 600€, dependiendo de la temporada.

Fuente: Wimp.com

Publicado en Cultura y ocio