El cuerpo humano es una máquina perfecta que se va estropeando con la edad, pero al igual que los inventos mecánicos, nuestro cuerpo funcionará mejor y por más tiempo cuanto más lo cuidemos.

El tabaco, el alcohol, el exceso de azúcar o las grasas saturadas son el equivalente a añadir arena a nuestro motor, y suponen una autentica bomba de relojería para nuestra salud.

A pesar de las advertencias y de la información que el consumidor tiene hoy en día, muchas personas continúan tomando a broma los efectos nocivos de estas sustancias. El peligro se percibe muy lejano, y los cambios internos son difíciles de valorar.

Apelando a la vanidad, la blogger Anne Magee, el artista forense especializado en la progresión de la edad Auriole Prince, y un comité de expertos en envejecimiento, dermatólogos y cirujanos plásticos, han decidido llevar a cabo un curioso experimento social.

Juntos han tomado un retrato inicial de Anne y han simulado el aspecto que tendría dentro de 10 años suponiendo que tuviera un estilo de vida poco saludable. Este es el resultado.

Anne Magge.

supuestos de envejecimeinto 1

Anne es un mujer estadounidense de 42 años. Nunca había estado muy preocupada por su futura apariencia, al fin y al cabo el maquillaje, la crema hidratante y algún toque de botox pueden obrar milagros.

Aunque fue fumadora en su juventud, dejó de fumar cuando cumplió 30 años. Aun puede sucumbir a un cigarrillo esporádico juntos una copa de Merlot. Y es que aunque se cortó con el consumo de tabaco, no lo ha hecho con el vino. No suele beber cocktails super alcohólicos, pero le gusta tomar un par de copas de vino tinto todas las noches, esto es el doble de la cantidad diaria recomendada para una mujer.

Su otra debilidad es el chocolate, que aunque no lo come frecuentemente, si que puede sentir la tentación de comerse una chocolatina de tres barritas de caramelo y chocolate una o dos veces por semana, cuando siente necesidad de azúcar. El resto de azúcares los contabiliza dentro de la normalidad, los que van en los alimentos y el que añade al café.

Por lo demás su alimentación es correcta y no tiene mucho excesos, por eso no cree que sus hábitos puedan tener mucho impacto en su apariencia.

El alcohol.

Basándose en el consumo de dos copas diarias de vino que hace Anne y en la opinión de los expertos, el dibujante forense compuso esta imagen.

supuestos de envejecimeinto 2

Quedé aterrorizada cuando me ví. En ocasiones me había levantado algo ojerosa e hinchada si me había pasado con el alcohol, pero estos signos habían desaparecido en un par de días. Pensar que pudieran ser permanentes fue un shock.

 

Los expertos informaron a Anne que beber más de la cantidad recomendada tiene efectos perniciosos en el organismo. El más visible es la rojez, el alcohol provoca la dilatación de los vasos sanguíneos que terminan por romperse, con lo que si eres una persona de piel fina y propensa a las rojeces, el efecto puede ser muy acusado. Además, los bebedores crónicos son deficientes en vitamina A, esencial para la formación del tejido conjuntivo lo que provoca la caída de la piel y la propensión a sufrir dolores articulares. Por último, los médicos también contabilizaron el consumo de calorías vacías y la desaceleración de su metabolismo con la edad, lo que la llevaría a ganar peso.

Teniendo en cuenta que el consumo social de alcohol es algo habitual en la vida de Anne, los médicos le recomendaron disminuirlo para entrar dentro de los parámetros máximos recomendados. Reducir el consumo a momentos puntuales sería lo más conveniente, pero del mismo modo podría mezclar el vino con gaseosa, agua o cambiar el Merlot por vinos de menor graduación.

El tabaco.

El dibujo de Anne si fumara 20 cigarrillos al día.
supuestos de envejecimeinto 3

Aunque yo ya no fumo así, verme con esta cara me hizo replantearme si ese cigarrillo esporádico y la posibilidad de volver a caer merece la pena. Estoy horrenda. Me veo muy vieja y demacrada. Mis dientes y mi piel estan amarillentas y lo peor es que sé que la imagen no está equivocada. Miles de mujeres que han fumado y fuman hasta los 50 se ven exactamente así.

Los expertos coinciden en que fumar acelera el envejecimiento ya que daña el colágeno y la elastina, lo que da lugar a la formación de arrugas profundas. Los dientes y las encías sufren especialmente con el tabaco, pudiendo amarillear el esmalte y perder la sujeción de la dentadura.

No hay control de daños para esto, estos son los efectos estéticos del tabaco a largo plazo y no hay nada que puedas hacer para pararlos que no sea dejar de fumar. Si no quieres renunciar a ello, puedes preparar sacos de dinero para blanquear tu dentadura y operar tu piel en un cirujano plástico, pero lamentablemente no obrará milagros.

Dieta rica en azucares y grasas saturadas.

Si Anne mantuviera un consumo frecuente de bollería industrial, pastas y otros carbohidratos refinados.

supuestos de envejecimeinto 4

Después de las dos primeras fotos pensaba que ya no podría asustarme por nada, pero estaba equivocada. ¿Quién era esa mujer obesa que me miraba a los ojos?

Una dieta alta en azúcar y carbohidratos de alto índice glucémico pueden producir la glicación de la piel, donde las moléculas de azúcar se adhieren a las fibras de colágeno y hacen que pierdan su fuerza y ​​flexibilidad por lo que la piel se vuelve menos elástica y más vulnerable al daño solar, las líneas y la flacidez.

Además las calorias provocarán un exceso de peso y la acumulación de grasas bajo la piel, dándonos un aspecto más relleno y menos luminoso.

Una dieta equilibrada y ejercicio regular es la mejor manera para combatir este tipo de envejecimiento. Sustituir los carbohidratos de alto indice por otros de absorción lenta para alejar el hambre y obtener energía por más tiempo. Eliminar el azúcar de nuestra dieta habitual y sustituirla por Stevia. No compres chocolate ni bolleria industrial y evitarás las tentaciones. Los alimentos ricos en Omega-3 y grasas poliinsaturadas como el pescado azul, el aguacate, aceite de oliva, las nueces y las semillas de lino o girasol. y no olvidarnos de comer las proteínas necesarias para mater nuestros músculos fuertes.

Una vida saludable.

supuestos de envejecimeinto 5

Esta en Anne dentro de 10 años si mantiene un estilo de vida saludable, manteniendo lejos los excesos y cuidando su alimentación.

Cuando mi marido Kevin vio de refilón las imágenes de los envejecimientos me dijo en tono jocoso: “En una palabra: divorcio”. Sinceramente no sabia decir si estaba bromeando.

Pero la verdad es que no me importa lo que piense mi marido, sino yo. Estoy agradecida de haber dejado el tabaco hace más de 12 años, porque puede que yo no tuviera este aspecto hoy. Ahora reduciré el alcohol y el chocolate, y eliminaré la bollería industrial y el azúcar de mi dieta. No pienso privarme de un una noche de fiesta, pero juro que beberé litros y litros de agua.

Y tú que haces para cuidarte? ¿Crees que la vanidad puede ser un buen incentivo para empezar a cuidarse?

fuente:  dailymail.co.uk

Publicado en Salud