Desde hace varios años salgo por la tarde a pasear a un parque cercano a donde vivo cuando vuelvo de trabajar. Más o menos sobre las 20h cuando el sol sigue dando luz pero no está tan rabioso, hay una particular pareja que cumple su horario con una puntual asistencia, día tras día. Son un padre, que rozará los 70 años y su hijo de unos 40 años, en silla de ruedas. Todos los días, absolutamente todos, me retrase o no en mi paseo, sea festivo o día laborable, el padre empuja a su hijo hasta el parque donde a los pies de un puente que cruza el lago, lo levanta de la silla de ruedas y cargando gran parte de su peso, caminan juntos por él durante una hora.

Llevo viendo la misma escena durante años y hay veces que intento imaginar la historia que hay detrás de esa familia, en cómo lo harán en su día a día, en cómo vivirán económicamente ahora que han recortado las ayudas a la dependencia, en qué pensará ese padre, cuáles serán sus esperanzas y cuáles sus ilusiones. Si el amor se pudiera definir con un objeto os aseguro que sería un album de fotos con la constancia y la perseverancia de las imágenes que os describo, donde cada página sería un año más de lucha para ese padre ejemplar.

El video a continuación me ha recordado a esa historia.

Original: shubham

Publicado en Miscelánea