Una innovadora combinación de estimulación espinal eléctrica y terapia física ha permitido a Jered Chinnock de 26 años, a mover sus piernas intencionalmente por primera vez en 3 años , luego de quedar paralítico en un accidente.

Investigadores de la Clínica Mayo, en colaboración con un equipo de la UCLA, unieron esfuerzos para ampliar una investigación previa de la universidad de Louisville que estableció un proceso por el cual, corrientes eléctricas aplicadas directamente en la columna podrían ser utilizadas para recuperar el control de extremidades paralizadas.

En el accidente, Jared se lesionó la sexta vertebra torácica Aunque inicialmente, los investigadores le diagnosticaron daño motoro completo de la médula espinal, se sospecho que podrían haber conexiones durmientes a través del daño por lo que su condición fue reclasificada como “incompleto” (discomplete en inglés).

La Clínica Mayo empezó brindándole a Chinnock 22 semanas de terapia física intensiva preparando sus músculos para la estimulación de la médula espinal. Luego le implantaron un electrodo justo debajo de la zona dañada, cerca de la médula.

Luego de 3 semanas de recuperación desde la cirugía, la estimulación electrifica fue activada. Chinnock respondió positivamente. Mientras estaba echado en su cama, empezó intencionalmente a mover las piernas como si caminara. También fue capaz de pararse y mantener el equilibrio mientras se sostenía de las barras de soporte.

La técnica que los investigadores están desarrollando es un nuevo proceso diseñado para reconectar la red local de nervios de la médula espinal, en vez de usar la estimulación eléctrica para activar directamente los músculos.

Esta imagen podría ser extraña para futuras generaciones.  Foto: Pixabay

“No estamos activando los músculos por si solos, sino que estamos tratando de neuromodular la médula espinal para que el paciente decida si desea mover las piernas o no,” explicó el Dr. Kendall Lee de la Clínica Mayo.

“Yo estaba casi estupefacto. En ese mismo momento ya podía mover mis dedos, algo que no veía desde hacia tiempo,” dijo Chinnock

El equipo sabe que la investigación se encuentra aun en una etapa muy temprana y que se necesita mas trabajo para poder entender que tan “incompleta” debe estar una médula para que la técnica sea efectiva. Un elemento clave del proceso que la Clínica Mayo está desarrollando involucra una gran cantidad de terapia física previa a la implantación del electrodo.

“Involucra un gran equipo de mas de 30 personas, pasando por terapistas, enfermeras, kinesiólogos y también ingenieros neurales,” explicó la doctora Kristin Zhao del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación de la Clínica Mayo.

La investigación fue recientemente publicada en la página Mayo Clinic Proceedings.

Publicado en Ciencia
Fuentes consultadas:
http://newatlas.com/electric-spinal-stimulation-regain-movement-paralyzed/48789/#gallery