pelo_1

Aunque a algunos os cueste creerlo, el pelo no solo tiene una función estética, sino que además brinda protección al cuero cabelludo del sol y del frío. Las cejas y las pestañas, por ejemplo, protegen los ojos del sudor que pudiera caer de la frente, del mismo modo que los pelos de la nariz impiden la entrada de polvo y partículas que pueda contener el aire en las fosas nasales.

El pelo de todo nuestro cuerpo, incluyendo el de la cabeza, también sirve para amortiguar golpes y rozaduras. Dificulta las picaduras de insectos y mejora el control de la temperatura corporal mediante disipación.

Como veis, el pelo es mucho más importante de lo que parece, pues al igual que ocurría con las uñas, el pelo es otro indicador que puede decirnos un montón de cosas acerca de nuestro organismo y estado de salud en general. Y es que unos cabellos quebradizos, secos o sin brillo, podrían estar alertándonos sobre que algo no va como debería.

Para saber lo que el cabello está intentando deciros sobre vuestra salud, os invitamos a leer estas señales indicadoras en el cabello que, de ningún modo deben sustituir a una consulta médica directa, así como tampoco debe usarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento en casos particulares:

1. Cabello quebradizo

pelo_2
Si vuestro cabello se rompe fácilmente y vuestras puntas están constantemente abiertas, podría ser un buen momento para replantearos vuestra dieta. Si estáis comiendo una gran cantidad de alimentos procesados, esto se verá reflejado en vuestro pelo debido a una falta de nutrientes.

Para obtener un pelo nuevo y sano, lo más recomendable es seguir una dieta rica en granos enteros, ácido omega-3 y una gran cantidad de frutas y verduras de todo tipo.

2. Canas prematuras

pelo_3
Que una persona tenga canas a los 20 años, puede ser una condición directamente relacionada con el factor genético. Sin embargo, el estrés, problemas nutricionales y factores hormonales también pueden influir notablemente en el color del pelo. El estrés agota la vitamina B del cuerpo cabelludo, lo que tendrá un efecto directo sobre el cabello.

Si vuestro cabello es más canoso que el de otros miembros de vuestra familia a una edad mucho más temprana, podríais estar padeciendo algún problema de salud -raramente la diabetes o tiroides- que acentúe esta condición, o por la falta de ciertos nutrientes en vuestra dieta. En estos casos, es recomendable evitar el tabaquismo -que nunca viene mal-, los excesos de consumo de alcohol y añadir a vuestra dieta alimentos altos en vitamina B.

3. La caspa

pelo_4
La caspa o tener el cuero cabelludo escamoso es muy común y afecta alrededor de la mitad de la población. Por suerte, ponerle una solución es bastante fácil. Su aparición puede derivar de el uso masivo y continuado de productos para el cabello, que resecan el cuero cabelludo. En este caso, intentad usar algún champú para la caspa, para exfoliar e hidratar el cuero cabelludo. Sin embargo, la caspa severa puede indicar un sistema inmune debilitado.

Procura descansar debidamente y evita la tensión y el estrés lo máximo posible. Otras condiciones tales como dermatitis seborreica -escamas de color amarillento-, psoriasis y eczema también pueden causar el problema de caspa, aunque estas causas suelen afectar a otras partes del cuerpo también.

4. Cabello opaco y sin brillo

pelo_5
Por lo general, la pérdida de brillo del cabello se debe a la alteración del tallo piloso y de la cutícula del cabello. Esta alteración puede ser provocada por: una mala alimentación, contaminación en el ambiente, agua muy calcárea, estrés, rayos del sol en exceso, el clima o el maltrato del cabello con productos y cepillados agresivos.

Para mejorar esta condición, procura llevar una dieta rica en hierro, vitamina B6, ácidos omega-3, vitamina B o zinc. Utiliza champús para cabellos sin brillo y huye de los secadores, planchas, tintes y productos agresivos para el cabello, incluida la crema suavizante, ya que la silicona contenida en este tipo de productos se pega a la cutícula deteriorándola.

5. Caída del cabello

pelo_6
En primer lugar, es normal que se nos caiga el pelo. Todo el mundo pierde alrededor de 80 a 100 cabellos al día. Sin embargo, si ves que estás perdiendo mechones enteros, esto podría deberse a factores de estrés psicológicos o físicos, como podría ser alguna enfermedad, el embarazo o la depresión.

Es lógico que si vuestro pelo empieza a caerse de ese modo, os estreséis aún más, pero tranquilos porque no es permanente. Vuestro cabello volverá a crecer por su cuenta en unos meses. Procurad dormir 8 horas por las noches, hacer algo de ejercicio y, sobre todo, aseguraros que estáis comiendo debidamente.

6. Adelgazamiento y pérdida del cabello

pelo_7
La pérdida o adelgazamiento del cabello puede ser un proceso temporal, pero también continuo o recurrente. También puede aparecer de forma repentina o, por el contrario, producirse lentamente de forma casi imperceptible. Lo importante es tener en cuenta que en no pocos casos puede ser un síntoma de la existencia de enfermedades específicas, por lo que debe siempre consultarse a un especialista.

Algunas causas tienen que ver con la genética -sobre todo en el caso de los hombres-, envejecimiento, estrés, infecciones bacterianas o micóticas, cambios hormonales, el uso de algunos medicamentos -además de la quimioterapia, la cortisona, fármacos indicados para el tratamiento de la hipertensión arterial, anticoagulantes como la heparina, reguladores del colesterol, antidepresivos tricíclicos, etc.-, ciertas enfermedades como el lupus o la diabetes y por la falta de nutrientes por llevar una alimentación deficiente.

Por ello, lo más recomendable es acudir siempre a un especialista.

7. Cabello dañado

pelo_8
El uso continuado del secador, planchas o rizadores, puede verse reflejado en vuestro cabello. Del mismo modo que ocurre con los tintes y algunos productos fijadores que estropean el cabello, además de haceros perder brillo.

Si vuestro pelo está dañado, lo más recomendable que dejéis todas estas prácticas durante algún tiempo, saneéis con un corte y uséis normalmente un acondicionador.

Vía: diply, traducción y adaptación elaborada por Lavozdelmuro.net

Publicado en Salud