Hay quién está a favor de los experimentos sociales y quién piensa que son una estupidez, en cualquier caso muchos de ellos nos dejan indignados y sorprendidos.

Aquel que demostraba lo fácil que era secuestrar a un niño de un parque público resultó escalofriante, y el de los buenos samaritanos que ayudaban a una madre soltera a pagar comida fue emotivo y conmovedor.

Lo cierto es que, en mi opinión, los experimentos sociales muestran como somos en realidad, aunque como individuos no nos guste lo que vemos.

Hace varios años que Rusia ha endurecido su política sobre la libertad sexual, aprobando varias leyes y medidas discriminatorias contra este colectivo. Lo que ha provocado la prohibición de concentraciones pro derechos LGTB, la censura de películas y series de tv con personajes homosexuales y cualquier otra manifestación de amor homosexual en lugares públicos.

Gracias a estas medidas, Rusia ha retrocedido en derechos y libertades 30 años y el clima de represión alentado por las instituciones públicas está sirviendo como catalizador del odio y la homofobia.

Así pues, las parejas homosexuales deben vivir ocultas o emigrar del país para iniciar una nueva vida. Algunos países como Finlandia incluso han reconocido el asilo político para algunos de ellos, una medida que aunque puede parecer exagerada, no lo es tanto a tenor de las imágenes que muestra el siguiente video.

En él podemos ver cómo una pareja de chicos camina por las calles de Moscú de la mano. No hay besos, muestras de cariño, escenas de contenido erótico, ni provocación. Solamente se trata de dos hombres que se desplazan con naturalidad dados de la mano, las reacciones de la gente no tardan en hacerse notar…

 

Nuestros mejores deseos para todas aquellas personas que no pueden vivir con la libertad y el respeto que merecen, no sólo en Rusia sino en todo el mundo. Esperemos que poco a poco la cosa cambie, a mejor.

Original: Избиение гомосексуалистов в России / Reaction to gays in Russia social experiment

Publicado en Miscelánea