En los tiempos que corren el do it yourself o hazlo tu mismo se ha puesto más de moda que nunca. A todos nos gusta lanzarnos a hacer tareas con nuestras propias manos, aprendiendo su desarrollo y logrando una apetitosa satisfacción personal una vez que las finalizamos. Aunque internet es la biblioteca de Aleejandría del siglo XXI y en él encontramos cómo hacer cualquier cosa, tenemos que conocer nuestros propios límites y si es necesario, recurrir a la ayuda de un profesional, que para eso están.

Esta pareja quiso reformar el baño de su casa por su cuenta, pero cuando comienzan a probar las luces, todo es una auténtica anarquía…

Original: Daniel Willey

Publicado en Miscelánea