Cuando vemos a un animal grande aproximarse a uno pequeño, nuestro corazón se encoge temeroso de lo que pudiera pasar. Es instintivo, calibramos a ojo la fuerza y la fragilidad de los protagonistas y lo traducimos a “dolor potencial”, temiendo siempre lo peor.

Tal vez sea simple precaución o un reflejo de nuestro instinto de protección, pero a menudo olvidamos que el gran tamaño no es un sinónimo de fiereza. 

La rana flecha es no de los animales más pequeños del mundo pero su simple contacto puede resultar mortal, mientras que el gran danés, uno de los perros más grande que existen, es todo corazón. Y si no me crees, no te pierdas el siguiente video.

Un gran danés conoce a su nuevo compañero, un lindo patito.

portada perro pato

Hugo es un gran danés de unos 14 meses de edad que acaba de recibir una agradable sorpresa. Sus cuidadores han decidido compartir la casa con un insólito compañero: Darcy, un patito con solo 4 días.

Con las precauciones debidas, los cuidadores han creado un entorno favorable para que Hugo pueda oler y reconocer a su compañero sin sorpresas.

La escena es curiosa, sorprendente y muy divertida. No te pierdas su primer encuentro, es amor a primera vista. 

Original: Great Dane meets Gosling

Publicado en Animales