No negaré que cuando me topé con esta noticia me eché las manos a la cabeza, casi maldiciendo que pudiera inventarse algo como lo que vais a ver hoy. Sin embargo, mi cara cambió cuando me di cuenta de que se trataba de una ingeniosa campaña de una conocida marca de vehículos para promocionar la eficacia de su tecnología de seguridad en sus vehículos.

Uniendo los conceptos de seguridad, niños y carretera, la firma automovilística ha dejado constancia de la eficacia del sistema de frenado automático de sus vehículos, creando un carrito de bebé con esta tecnología y al que han denominado VW Stroller.

El invento funciona con una serie de sensores que, conectados a la llave que debe portar el progenitor, sigue exactamente sus movimientos. Aunque el VW Stroller no se comercializará porque no resulta seguro para los niños, no duda cabe lugar a dudas que va a dar mucho que hablar…

Original: ACHTUNG!

Publicado en Tecnología y videojuegos