A un mes escaso del pistoletazo de salida de los Juegos Olímpicos de Río 2016, la ciudad brasileña se está preparando para la afluencia de visitantes venidos de todas partes del mundo con la construcción de nuevas infraestructuras y redes de transporte para acomodarlos a todos.

Pero Río de Janeiro también está haciendo frente a otro gran proyecto: la ocultación y eliminación de la pobreza a la vista de los espectadores extranjeros.

A través de un fascinante y sobrecogedor reportaje de investigación elaborado por Vox.com, recorreremos las calles de una ciudad en la que muchos de sus habitantes viven por debajo del umbral de extrema pobreza, mientras otros se están llenando los bolsillos con un proyecto megalómano.

Cerca del aeropuerto, al norte de la ciudad, se encuentra el barrio de Maré, de paso obligado si queremos ir a la zona del sur, donde están todas las famosas playas y el resto de lugares de interés turístico

rio_janeiro_1

Maré es uno de los barrios más pobres de la ciudad, con un Índice de Desarrollo Humano bajísimo

rio_janeiro_2

Sin embargo, dudo mucho que los turistas que lleguen a Río para disfrutar de los próximos JJOO puedan verlo como se veía hace algunos meses desde la carreta. Todo lo que se puede ver ahora es un muro que oculta la realidad que hay detrás

rio_janeiro_3

Es muy fácil adivinar su propósito, y no es precisamente por la contaminación acústica. Los propios residentes son conscientes de la cruda realidad: no quieren que el mundo conozca las miserias que sus líderes permiten

rio_janeiro_4

Casualmente, hace unos meses se construyó al pie de esta carretera, un complejo educativo de gran envergadura, moderno y sin escatimar en gastos. Por supuesto, el muro en esta parte es transparente

rio_janeiro_5

Mientras que la ciudad está gastando cantidades astronómicas de dinero en infraestructuras de cara a los juegos, muchos de sus habitantes, quienes sí seguirán viviendo en Río tras el evento, continúan viviendo en condiciones infrahumanas

rio_janeiro_6

Lo mismo podríamos decir de ciertas líneas interurbanas de autobuses, cuyas rutas se han visto modificadas recientemente porque incluían tránsitos por zonas empobrecidas. Esto ha dificultado enormemente el transporte a todos los ciudadanos de la zona norte

rio_janeiro_8

En la zona oeste de la ciudad se encuentra la región y barrio de Barra da Tijuca, popularmente conocida como Barra. Se trata de una zona de lujo que ha vivido una explosión demográfica sin precedentes. Aquí es donde tendrán lugar los eventos deportivos de las próximas olimpiadas, concretamente en el reciente Parque Olímpico

rio_janeiro_9

Uno de los artífices de este proyecto es Carlos Carvalho, constructor y dueño de 600 hectáreas en Barra, así como una de las personas más ricas de Brasil. Su sueño es explotar esta zona para crear viviendas de lujo, complejos hoteleros, parques etc.

rio_janeiro_10

Sin embargo, desde hace décadas, existen varios asentamientos aislados en la zona de Barra en los que habitan ciudadanos de clase obrera que tienen su propiedad legalizada. Estos asentamientos representan una barrera para los intereses de Carvalho

rio_janeiro_12

Así pues, cuando se planeó la construcción del complejo olímpico, se produjo una oleada de desalojos forzosos. El gobierno dijo a la gente que sería trasladada a complejos de viviendas públicas, fuera de la vista de los visitantes internacionales

rio_janeiro_11

Muchos lugareños aceptaron la propuesta del gobierno y se marcharon…

rio_janeiro_13

… mientras que otros opusieron resistencia, negándose a abandonar sus hogares

rio_janeiro_14

rio_janeiro_15

Vila Autódromo era una comunidad de unas 600 familias, situada cerca de donde se está construyendo el parque olímpico. No pertenece a la propiedad del complejo, pero sí podía verse desde sus inmediaciones

rio_janeiro_17

Este es el aspecto que presenta hoy día…

rio_janeiro_18

Tan solo 20 familias, de las 600 que aquí vivían, son las que siguen negándose a abandonar sus hogares

rio_janeiro_19

Las condiciones impuestas por el gobierno local para quedarse buscan que construyan casas de aspecto mucho más agradable, no vaya a ser que los la comunidad internacional descubran cómo es una de las caras de Río

rio_janeiro_20

En total, y según los datos del gobierno, al menos 77.200 personas han sido desalojadas de sus hogares en Río de Janeiro desde 2009, coincidiendo con la Copa del Mundo de fútbol y los JJOO. Por supuesto, esto ha traído muchos beneficios para la ciudad pero, ¿a qué precio?

rio_janeiro_21

Vía: Vox

Publicado en Miscelánea