La música es un lenguaje universal. Da igual el lugar del que provengas, el idioma que hables. No importa quién eres ni cómo te criaste, una bella pieza de música te sonará a ti igual de bien que a alguien del otro lado del mundo.

Y es que la música une a la gente. Debe ser porque el gusto por una melodía agradable es algo primario en el ser humano. El caso es que cuando estamos escuchando música, y especialmente música clásica, la sensación que nos transmiten sus notas musicales, nos predispone a relacionarnos con otras personas de una manera mucho más cordial y amable. Además, nos convierte a todos en seres humanos y todas las barreras creadas por prejuicios desaparecen.

Hoy os traemos un vídeo que pone de manifiesto estas palabras. En una estación de tren de París, dos desconocidos viven un momento único de conexión gracias a un piano.

A mi me ha emocionado enormemente cómo dos personas que jamás se habían visto llegan a tener ese nivel de complicidad y coordinación entre si, y todo gracias a la música clásica.

Si os ha gustado la canción, su titulo es Una Mattina, de Ludovico Einaudi. puede que os suene por qué salir en la película Intocable

Fuente: Aina Costa Artículo creado por Lavozdelmuro.net

Publicado en Cultura y ocio