Seamos francos, existe cierto sentimiento de satisfacción al destrozar algunas cosas. No entendemos muy bien por qué, pero algunas terapias incluyen la rotura de vajillas y de otros objetos para liberar el estrés.

Quizás, movidos por este sentimiento y siempre en pro de la ciencia, un grupo de chavales se dispuso a realizar el siguiente experimento: comprobar la dureza de una pelota de golf.

Y es que, como sabréis, estas son extremadamente duras pero, ¿cuánto pueden resistir? Para comprobarlo, estos jóvenes se hicieron con una apisonadora, con la que se dispusieron poner a prueba la resistencia de estas pelotas.

Como es lógico, dependiendo de la calidad y el precio de la bola, esta estará fabricada con unos materiales u otros, siendo los más comunes la resina y el poliuretano.

Sabiendo esto, ¿cuántas veces creéis que resistirá la bola al paso de la apisonadora? Hagan sus apuestas. Para ver la respuesta, solo tenéis que pinchar en el siguiente vídeo:

Vía: Crush

Publicado en Ciencia