Muchas veces no somos conscientes de todo lo que podemos transmitir con una simple mirada y todo lo que puede llegar a decir de nosotros mismos.

Para que entendamos el poder de mirarnos a los ojos, se realizó el siguiente experimento: 

En una sala con 20 participantes se les pidió elegir una persona a la cual mirarían a los ojos durante unos minutos sin hablar absolutamente nada, sólamente mirándose a los ojos. 

Esto fue lo que ocurrió unos segundos más tarde:

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
https://youtu.be/HIBzuvA5JwM