¿Eres un buen conductor? Quizá estés cometiendo uno de estos errores sin saberlo, poniendo en riesgo tu vida y la de los demás. Toma nota y evítalos. 

Conductores mal sentados

Pixabay 

En 2009, un estudio realizado en Alemania reveló que el 75% de los conductores no se sientan correctamente durante la conducción. Esto no solo puede provocar intensos dolores de espalda y cervicales, sino que puede resultar muy peligroso en caso de accidente.

Para sentarse correctamente, la altura del asiento debe estar regulada para alinear los ojos con el centro del parabrisas, permitiendo la visión no solo de la carretera, sino también del cuadro de mando. Además, los hombros, la espalda y el trasero deben estar bien pegados contra el asiento, permitiendo que las rodillas queden relajadas y los pies puedan moverse con libertad. Más información: aquí.

Dejar la mano sobre la palanca de cambio

Dejar la mano sobre la palanca de cambios mientras conducimos, provoca el desgaste prematuro de este elemento y aumenta la accidentalidad. Recuerda, las manos en el volante, punto. Solo debe separarlas puntualmente para manejar la palanca o cualquier otro control.

Mantener el pie en el embrague

Ciertos conductores mantienen presionado el embrague en los semáforos, listos para acelerar con rapidez apenas cambie a verde. Este comportamiento también puede provocar el desgaste de la pieza y mandar tu coche al taller.

Girar el volante en parada

Pixabay 

Aunque cuando efectuemos algún estacionamiento especialmente estrecho será inevitable girar el volante con el coche quieto, este comportamiento se debe evitar siempre. La tensión que soporta la dirección asistida en parada es extremadamente alta y puede romperse. 

Nieve en el techo del vehículo

Quizás creas que no molesta y que caerá hacia atrás, pero, si frenas, la nieve se deslizará sobre el parabrisas obstruyendo la visión. De hecho, muchos países multan fuertemente conducir con nieve sobre el vehículo. Por tu seguridad y la de los demás, retírala.

Zapatos inadecuados

Un gran estudio realizado por compañías de seguros en 2015 encontró que un el 25% de las mujeres y el 13% de los hombres a veces usaban chanclas durante la conducción. Un calzado que, aunque no está expresamente prohibido en todos los países, aumenta el riesgo de sufrir un accidente. 

Dejar el motor en marcha para que el vehículo se caliente mientras retirar el hielo o la nieve del exterior

Pixabay 

Un motor en ralentí se calienta más lentamente y el aceite en su interior permanece viscoso durante más tiempo, impidiendo que el motor se lubrique correctamente y acelerando el desgaste. 

Fijar objetos en el salpicadero

Fotos, ambientadores, monigotes y otros elementos fijados en el salpicadero pueden desprenderse de improviso y provocar un accidente. Evítalos. 

Bajar una pendiente frenando

Hay quien frena durante todo el recorrido de una pendiente, pero esto puede calentar y desgastar los discos de freno. En su lugar, debes frenar con menos frecuencia, pero de forma más firme.

No usar el intermitente

Algunos creen que están de adorno y no usan los intermitentes casi nunca, provocando el caos mientras conducen y algún que otro accidente. Úsalos siempre.

Cambio de neumáticos estacionales

Si la climatología de tu ciudad te obliga a utilizar varios tipos de neumáticos al año, no esperes a realizar el cambio demasiado tarde. Sé previsor o podrías encontrarte en apuros.

Distracciones

Pixabay 

Según el Center for Disease Control (CDC) de los Estados Unidos, al menos ocho personas mueren cada día y más de 1.160 resultan heridas en accidentes por culpa de un conductor distraído. Comer, beber, fumar, manejar la radio y, sobre todo, utilizar el teléfono móvil son las principales causas. 

Cambiar a marcha atrás de forma precipitada

Poner la marcha atrás mientras el coche continúa moviéndose hacia delante, aumenta el desgaste de los ejes de transmisión y, también, hace un ruido terrible. Cuidado. 

No vigilar la presión de los neumáticos

Pixabay 

¿Cuándo fue la última vez que controlaste la presión? Deberías hacerlo una vez al mes, para evitar que el exceso o defecto de aire, provoque el desgaste de los neumáticos, complique el frenado y aumente el consumo de carburante. 

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://www.cleverly.me/most-common-driving-mistakes/?ref=fb