Históricamente aislados de los proveedores de armas y desarmados por los militantes del estado islámico, ingeniosas fuerzas de seguridad kurdas han construido sus propios vehículos blindados improvisados, todos en un intento desesperado por reforzar su propia fuerza de combate.

Increíblemente estos tanques caseros realmente funcionan y cumplen su cometido.

En el norte de Siria y las regiones vecinas de Irak, la Unidad de Protección del Pueblo Kurdo ha modificado furgonetas, camiones y equipo de construcción con armas y blindaje.

Lo cual no significa que los tanques improvisados ​​puedan disparar  o sobrevivir a un golpe de las granadas propulsadas por cohetes de los militantes.

La mayoría de los tanques son inútiles en el campo de batalla, una pérdida de tiempo y esfuerzo y es probable que consigan matar a sus tripulantes. Pero seguro que se ven bien, o por lo menos hilarantes.

Algunos de los tanques funcionan como ambulancias para recuperar heridos combatientes kurdos.

Los diseños, al igual que sus esquemas de color. A los curdos les gusta pintar con spray sus tanques caseros en llamativo “camuflaje” y añadir ojos, llamas y otras características como talento. 

Los tanques kurdos no son las únicas armas pesadas hechas en casa. Los rebeldes sirios fabrican sus propios cohetes. Y, por supuesto, las generaciones de talibanes y otros combatientes insurgentes han hecho un arte de diseñar y construir artefactos explosivos improvisados.

Las formas rectilíneas de los tanques de han inspirado comparaciones con el Sturmpanzerwagen A7V, un emblemático vehículo blindado alemán de la Primera Guerra Mundial.

Ese vehículo llevó al desarrollo de los tanques mucho más capaces de la Segunda Guerra Mundial y más allá. 

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
https://medium.com