Cuando nos animamos a tatuarnos el cuerpo suele ocurrir que terminemos volviendo al estudio. E incluso después de eso seguimos tatuándonos, regresando una tercera, una cuarta, etc. ¿Por qué? No hace falta explicarlo todo, basta con sentirlo.

Tatuarse la piel se hace desde tiempos inmemoriales. La primera prueba que se tiene de un tatuaje se remonta a 2000 años a.C.; fue encontrada en el cuerpo momificado de un hombre de la cultura Chinchorro, en la costa de Perú. Se tatuó un bigote sobre su labio.

Como ocurre con casi todos los aspectos de la vida, encontramos dos posiciones frente a los tatuajes: a favor y en contra; me gusta, no me gusta. Incluso existen estereotipos relacionados con las personas que llevan tatuajes.

ventajas-tatuajes1

Después de la historia de los adeptos y detractores de los tatuajes, surge ahora otra con los que defienden sus beneficios y los que aseguran que no causan ningún bien.

A raíz de una investigación hecha con 29 personas, que iban a realizarse un tatuaje por vez primera o que iban a hacerse el segundo, se llegó a la conclusión de que el sistema inmune cambia de manera diferente tras esa primera vez, pero sobre todo tras el segundo tatuaje.

Los científicos de la Universidad de Alabama, en Estados Unidos, analizaron las muestras de saliva en el laboratorio para efectuar una medición de diferentes parámetros. Por un lado, registraron los niveles de inmunoglobulina A, que es la clase predominante de anticuerpo en el organismo y la barrera inicial que nos defiende de los agentes patógenos invasores.

ventajas-tatuajes3

Por otro, midieron también la presencia de cortisol, una hormona que se libera como respuesta al estrés. Sus funciones principales consisten en incrementar el nivel de azúcar en la sangre, ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos, y suprimir el sistema inmunológico. Por tanto, cuando esta hormona se libera estamos menos protegidos contra las enfermedades.

Se determinó que un único tatuaje puede disminuir la respuesta inmune de una persona, al menos temporalmente, haciéndola susceptible a las infecciones o enfermedades. Pero cuando los investigadores estudiaron qué pasa cuando se tienen varios tatuajes, descubrieron que el efecto es contrario: se estimula el sistema inmunológico.

ventajas-tatuajes2

El debate ya no solo está abierto a niveles estéticos, sino también a los de salud. En la otra cara de la moneda quedan aquellos que no recomendarían hacerse un tatuaje por querer mejorar su sistema inmune.

Hacerse un tatuaje conlleva riesgos importantes. Incluida la infección, cicatrices, así como los posibles efectos psicológicos adversos. Es muy poco probable que estos riesgos se vean compensados por cualquier aumento en la respuesta del sistema inmunológico“, explicó el Doctor Sylvie Stacy, un médico de Alabama que es especialista en medicina preventiva.

Si estás pensando en hacerte un tatuaje puede que esta información te influya, pero siempre vamos a encontrar opiniones divididas en casi todo.

Fuente: Clarín

Publicado en Salud