Seguramente habrá millones de formas de pedirle matrimonio a la persona que amamos, pero hasta ahora una de las más originales sin duda ha sido la de Terry, un joven de origen australiano con una imaginación desbordante. 

Como regalo de su primer aniversario, Terry regaló a su novia Anna un colgante de madera de pino de Huon tallado por él mismo. Pero lo más sorprendente de todo es que se las ingenió para esconder dentro un anillo de compromiso que ha permanecido oculto hasta hace muy poco.

Anna ha llevado puesto el colgante a diario durante un año sin saber lo que escondía, hasta que en noviembre de 2016, cuando la pareja se encontraba realizando un viaje a Smoo Cave, en el norte de Escocia, Terry se armó de valor para formularle la gran pregunta.

Escogí Smoo Cave porque fue un lugar del que llevábamos hablando desde que nos conocimos y la palabra ‘smoo’ procede de un antiguo término escandinavo que significa ‘lugar escondido’, así que con eso ya tenía todas las papeletas de ser el lugar“, explicaba Terry al Huffington Post.

Cuando estaban en la cueva, Terry pidió a Anna el colgante alegando que iba a hacer una foto. El joven aprovechó el momento para sacar su navaja y abrirlo.

Hice el colgante con dos piezas pequeñas de pino de Huon pegadas con una fina capa de papel entre ellas (y un espacio tallado para encajar ahí el anillo). El pegamento lo mantuvo unido, pero el papel permitía poder separar luego las piezas con un cuchillo“, cuante Terry.

Cuando volvió hacia donde se encontraba Anna, Terry sacó el colgante de su bolsillo, hincó la rodilla en el suelo y lo abrió mientras le preguntaba que si quería casarse con él. 

Anna, que no cabía en su asombro, tardó un rato en asimilar lo que acababa de suceder. Pero enseguida reaccionó: ¡Sí!, le dijo mientras se lanzaba a los brazos de Terry.

Le costó un rato entender que el anillo había estado en el colgante todo el tiempo. Flipó y empezó a decir: ‘Espera, ¿llevaba ahí todo el tiempo? Lo podía haber perdido idiota!’, lo cual fue una divertida mezcla de alegría y enfado“, prosigue Terry.

Actualmente la pareja está ahorrando para poder casarse en un futuro. No saben cuando será, pero lo que sí tienen claro es que, si pueden, lo celebrarán en Smoo Cave. 

Este estilo de boda, más relajado, encaja mejor con nosotros. No nos va mucho lo de celebrar una boda gigantesca y glamurosa“, finaliza.

Publicado en Miscelánea
Fuentes consultadas:
http://www.telegraph.co.uk/women/life/woman-unwittingly-wore-engagement-ring-year-boyfriend-proposed/
http://www.huffingtonpost.es/2017/05/12/una-mujer-llevo-su-anillo-de-compromiso-al-cuello-durante-un-ano_a_22082939/