Los perros pueden ayudarnos de más maneras de las que somos capaces de pensar en un primer momento. Cuando nos hablan de la figura del perro de apoyo, nos los imaginamos detectando bombas o sustancias ilegales, tirando de trineos, guiando a personas invidentes, etc. En todos esos cosas el perro se utiliza por su fuerza, su velocidad o por su olfato. Pero los perros tienen otras cualidades que pueden servir para ayudarnos y es de lo que trata el siguiente anuncio.

Muchos militares a su vuelta del servicio en conflictos armados, acarrean lesiones psicológicas con las que es muy difícil convivir. El estrés al que se someten en estas situaciones no es sano para nadie y la terapia psiquiátrica a veces no es suficiente para una completa curación tras los efectos de “haber visto demasiado”.

Una empresa de adiestramiento de perros de asistencia sabe el potencial que tienen los perros para amar y proteger, y lo efectivos que son en estos casos.

Original: KNGFeleidehonden

Publicado en Miscelánea