Situado en las altas montañas de Tatras, en Eslovaquia, se encuentra este lago congelado de agua literalmente cristalina. Caminando sobre él se pueden ver las rocas y los cantos rodados del fondo como si lo estuviéramos observando a través de un escaparate. Uno de los excursionistas del video, Tomas Nunuk, parece estar caminando sobre el aire, levitando con los pies a unos metros por encima del suelo.

Parece algo imposible, sobre todo porque estamos acostumbrados a ver que cuando un lago se congela el agua de la superficie se vuelve translúcida, pero todo es posible gracias a la cienca. Según los usuarios de Reddit, se crea hielo cristalino en la superficie cuando el cambio de temperatura es brusco, la parte inferior se va congelando lentamente reteniendo las impurezas en el fondo protegida por la anteriomente citada “tapa” de hielo natural que la cubre.

Original: Tomas N

Publicado en Cultura y ocio