Nosotros la hemos apodado la “motorista de la basura”, y aunque el nombre carezca de glamour, esta heroína rusa de carne y hueso hace más por mantener nuestras calles limpias en unos minutos que muchos alcaldes en toda su vida.

Sus métodos no son los más apropiados, pero no nos vamos a engañar, a más de uno nos hubiera gustado tener su valentía en algún momento para hacer lo que hace.

Aun a día de hoy, muchas personas están acostumbradas a usar la calle como su papelera privada particular. La basura en la ciudad produce varios problemas: contaminación, olor, suciedad y… todos queremos que con nuestros impuestos se hagan cosas buenas, no que se tengan que utilizar para limpiar los deshechos de otros indeseables.

Y si tú eres uno de estos indeseables, ten cuidado, puede que en tu ciudad no “trabaje” esta heroína, pero quizá si alguno de sus compañeros…

Publicado en Animales