Los gemelos son un recurso muy utilizado en experimentos sociales ya que permiten algo que sería imposible de otra manera: mostrar simultáneamente dos versiones distintas de una misma persona. Y es que sólo con personas idénticas se pueden llegar a sacar conclusiones como las del siguiente experimento.

Se les pidió a 481 personas que observaran a varias parejas de gemélos completamente idénticos, la única diferencia entre ambos era que uno mascaba chicle. Cuando se les realizaban preguntas a los observadores sobre los gemelos, tenían que elegir cual de los dos era el que mejor se ajustaba a la respuesta de la pregunta, por ejemplo “¿cuál crees que es un bicho raro?”, “cuál te subiría el sueldo”, etc.

Aunque el anuncio sea de una marca de chicles, todas las respuestas de la gente coincidían con las que yo contestaba mentalmente. Una curiosa manera de explicar como algo sencillo puede despertar distintas opiniones sobre nosotors.

Original: Beldent

Publicado en Ciencia