El ser humano lleva intentando pronosticar el tiempo con exactitud desde el principio de los tiempos. Muchos han sido lo inventos y teorías que se han desarrollado para este fin, desde piedras que cambian de color según el temporal, rituales para favorecer las lluvias o incluso determinados comportamientos de animales han servido a nuestros antepasados para hacerse una idea de cuando va a haber tormenta o vamos a tener un Sol radiante.

El problema de estos métodos es que no son todo lo fiable que quisiéramos. Incluso hoy en día, con todos los adelantos tecnológicos más de una vez y de dos hemos visto en las noticias como nos vaticinaban un temporal feroz y al final ha acabado haciendo un hermoso día primaveral.

Captura de pantalla 2015-05-29 a las 17.24.28

Hoy os traemos un vídeo que nos narra las instrucciones para fabricar un “Vaso de Tormenta”. Los vasos de tormenta fueron inventados a mediados del siglo XVII y eran muy usados en los barcos porque, según decían, ayudaban a predecir los cambios en el temporal. Se hicieron especialmente famosos cuando el Almirante Fitzroy lo llevó a bordo en su expedición por las islas Galapagos junto a Charles Darwin.

Originalmente se fabricaban con etanol, pero en el vídeo lo mezclan con vodka y agua que da un resultado similar. Afortunadamente la formula deja bastante margen en lo que a las medidas exactas de sus ingredientes se refiere, funcionando igualmente si no disponemos de una báscula electrónica para pesar los ingredientes.

Captura de pantalla 2015-05-29 a las 17.25.34

Si queréis fabricaros uno de estos cristales de tormenta vais a necesitar los siguientes ingredientes:

-Vodka 100 proof (rebajado al 50% con agua y ethanol)
-Alcanfor 28 gramos
-Nitrato de potasio 10 gramos
-Cloruro de amónio
-Un tarro con tapa donde meterlo todo

De nada os servirá tener este aparato si no podéis interpretarlo correctamente por lo que os vamos a poner aquí una transcripción de lo que significa cada color y/o estado del Vaso de Tormentas:

Líquido claro:Buen tiempo
Cristales en la parte inferior: aire espeso o heladas si es invierno
Liquido turbio con pequeñas estrellitas: tormenta
Grandes escamas: Aire pesado, cielo nublado, nevadas si es invierno
Restos en la superficie del liquido: tiempo ventoso
Pequeños puntitos: Clima húmedo, niebla
Escamas en la parte superior: Viento en las zonas altas
Pequeñas estrellas: En invierno, durante días soleados, es que nevará en un par de días.
Cuanto más se eleven los cristales en el tubo en invierno más frío será este.

Captura de pantalla 2015-05-29 a las 17.24.05

Estos vasos van variando el aspecto de su contenido, dependiendo de cómo amanezca el día pero si lo que quieres es “reiniciarlo” para tenerlo con el liquido claro solo debes de colocarlo en un tazón de agua caliente unos 10 minutos, eso si, acuérdate de aflojar la tapa para evitar que la presión lo haga estallar.

Su funcionamiento se basa en los cambios de presión en la atmósfera que producen los diferentes fenómenos meteorológicos afectando de diferentes maneras a su composición. En cuanto a su fiabilidad… bueno, os dejamos a vosotros que decidais si son de verdad fiables o no.

Fuente NightHawkInLight

Publicado en Ciencia