Parece masa de galletas oreo pero nada más lejos de la realidad

Parece masa de galletas oreo pero nada más lejos de la realidad

El ser humano es curioso por naturaleza. Gracias a esta característica innata en nuestra especie hemos conseguido grandes avances en todos los campos de investigación.

La clave del éxito son los experimentos. Pruebas y más pruebas nos hacen llegar a conclusiones que, de otro modo, serían muy difícil obtener.

Desde que somos muy pequeños la pregunta de “¿qué pasará si…?” nos ronda la cabeza con una fuerza sobrehumana. ¿Qué pasará si meto el mando de la tv en la lavadora? ¿Qué pasará si pongo jabón dentro del microondas y lo enciendo? Preguntas que, fruto de nuestra curiosidad, nos invitan a comprender cómo funcionan las cosas en el mundo.

Hoy os traemos un experimento bastante curioso. Vamos a crear una especie de ferrofluido utilizando ingredientes de andar por casa.

Un ferrofluido es un liquido con diminutas partículas metálicas que la hacen reaccionar ante campos electromagnéticos. Esto quiere decir que, si le acercas un imán, el líquido será atraído o repelido según cómo se apliquen las fuerzas magnéticas sobre él.

La pasta se siente, literalmente, atraída por lo imanes

La pasta se siente, literalmente, atraída por lo imanes

Salvando las distancias con estos líquidos, la pasta que vamos a fabricar incorpora también partículas metálicas, que harán que reaccione de forma curiosa y divertida, ante fuerzas magnéticas.

Tan solo necesitaréis un poco de pegamento escolar, agua, bórax en polvo (los detergentes suelen incorporarlo en su formula) y virutas de hierro. A continuación os dejamos el vídeo donde veréis cómo hacer la mezcla y los resultados que podéis esperar.

Fuente: DaveHax, Artículo por La voz del muro

Aquí está el vídeo, si tienes un iPhone o iPad tendrás que activar los subtítulos directamente en el vídeo:

Publicado en Ciencia