Seguimos con los consejos y tutoriales para llevar mejor el calor de este exasperante verano. Si ya os hemos mostrado como ir a la moda de una manera fresquita o cómo fabricaros vuestro propio aire acondicionado hoy os enseñamos cómo fabricarte una piscina con 10 palets.

Ya sabéis que en La voz del muro nos gustan… no, nos encantan las construcciones con palets. Reciclando estos elementos podéis conseguir decorar toda la casa por muy pocos euros y respetando el medio ambiente.

La idea de hoy se ha hecho famosa cuando el alemán Torben Jung compartió en su Facebook las fotos de cómo llevó a cabo esta construcción. Según él, solo se ha gastado 70€ en materiales, ya que lo demás lo ha conseguido reutilizando de cosas que tenía por casa.

Coloca los palets como en la imagen

piscina con palets 1

Lo primero que tienes que hacer es extender una tela que proteja el fondo de la piscina del suelo y las hierbas.

Cierra el circulo

piscina con palets 2

En el caso de la imagen se han usado 10 palets (nosotros tampoco recomendamos usar muchos más ya que a mayor numero de piezas más inestable se vuelve la piscina). Ciérralo y utiliza unas cintas de nailon con cierre de carraca para que no se desparrame todo el conjunto. Ten cuidado a la hora de apretar ya que estas cintas no conocen el límite y si te pasas puedes destrozar o astillar los palets. También vendrá muy bien que refuerces las esquinas poniendo tablones a modo de repisa, los clavas entre palet y palet y la estructura resistirá más.

El relleno

piscina con palets 3

Aunque hayas lijado y tratado la madera de los palets no es aconsejable que pongas la tela plastificada directamente sobre ellos. Utiliza algún otro material lo suficientemente resistente como para no romperse. En las esquinas y partes susceptibles de poder rasgar nuestra tela plástica coloca toallas, o trapos gruesos que tengas por casa.

Ahora extiende el plástico

piscina con palets 4

Ya es hora colocar la tela plástica sobre el conjunto. En este paso hay que asegurarse de que quede lo menos arrugada posible. La fijaremos a los bordes mediante el uso de cinta multiusos o pegándola con cola. Si queréis que os dure más nosotros recomendamos pegarlo.

Dale el toque final

piscina con palets 5

Para que no quede con los acabados tan cutres podéis rodear el exterior con una manta de brezo o lo que se os ocurra, aquí el limite lo pone vuestra imaginación. Eso si, colocad unos tablones en la parte de arriba para darle un acabado más profesional y tener un lugar en el que apoyar los brazos.

Y a llenarla de agua

piscina con palets 6

Ya tenéis vuestra piscina, ahora solo queda rellenarla. Nosotros os recomendamos usar agua, por economía más que nada, pero si dispones de leche de burra a Cleopatra le iba muy bien por lo visto.

Ahora en serio, a la hora de llenarlo tened cuidado, id poco a poco comprobando la resistencia de la estructura. Tened en cuenta que es una piscina casera y su resistencia depende bastante del estado de los palets con la que ha sido construida y de la pericia con la que hayáis anclado sus partes.

De todas formas, y aún siendo resistente, nos os recomendamos que practiques juegos salvajes dentro de ella, tipo lanzarse en bomba o meterse 4 personas a la vez, solo por seguridad.

Fuente: Ecoinventos

Publicado en Hogar