La primavera es una estación difícil y complicada a la hora de elegir qué atuendo ponerse. No me refiero a conjuntar la ropa, eso ya va a gusto de cada uno, sino a si abrigarse más o menos.

No es raro el día en que amanece haciendo “un frío que pela” y al medio día el Sol nos castiga directamente desde la ventana de nuestra oficina. Pasar frío por la mañana y estar bien a media día o al revés, este es el dilema más extendido durante estos meses.

Hay granizo de todas las formas y tamaños

Hay granizo de todas las formas y tamaños

Cuando hablamos de cambios bruscos del temporal, las heladas y el granizo se llevan la palma. En cuestión de segundos el Sol se oculta y el día más radiante se transforma en una lluvia de piedras del tamaño de una pelota de golf.

Hoy os traemos el vídeo de una granizada como yo no había visto en mi vida. Se trata de un vídeo grabado en Oklahoma en mayo de 2010. La intensidad de esta tormenta se acentúa en pocos segundos, llegando a ser bastante peligrosa para nuestra integridad física en el caso de que nos pillase al descubierto.

Al principio no parece que vaya a ser muy grave...

Al principio no parece que vaya a ser muy grave…

El granizo es un fenómeno meteorológico que se forma cuando las corrientes ascendentes de una tormenta son lo suficientemente fuertes como para elevar las gotas de agua hasta una altitud donde las temperaturas sean bajo cero. A medida que las gotas se congelan se vuelven más pesadas hasta que finalmente no pueden ser soportadas por las corrientes y caen. Esto puede provocar granizo del tamaño de granos de arroz o directamente bolas del tamaño de un pomelo.

La imprevisibilidad del clima primaveral crea las condiciones perfectas para que este fenómeno se desarrolle. Así que ya sabes, si ves que empiezan a caer unos pequeños trozos de hielo, corre a refugiarte bajo un techo bien fuerte, nunca sabes como puede acabar la cosa.

Fuente: beatlesfanxxl, Artículo por La Voz del Muro

Publicado en Ciencia